Las cosas que nunca aprendimos/The things we never learned

Frágiles. Caídos en el espacio de la física. De la vida. Materializada nuestra existencia. Después de millones de años muertos, hemos venido al mundo.

El destino nos ha dado una oportunidad, habitando un cuerpo que se encarga de controlarlo todo sin nuestra ayuda consciente. Ahorramos tanta energía que resulta evidente que el objetivo de nuestra existencia va más allá de nosotros mismos.

Sin embargo, a diario nos encargamos de hacer justo lo contrario. Encerrándonos en nosotros mismos. Aislándonos de nuestra propia naturaleza. Resulta curioso que en un mundo creado por el hombre, en el que todo se enseña. Sea precisamente aquello que no hemos aprendido, lo primero que tratamos de olvidar.

A diario olvidamos que nadie nos enseñó a reír. Que no se nos explicó cómo debía ser el eco de nuestras carcajadas. Lo realmente hermosos que se nos ve sonriendo. Y el roce de calor que ese simple gesto puede producir en nosotros.

A diario olvidamos que no leímos en ninguna parte cómo sería el reflejo de nuestros ojos al verlo a él, al cruzarse con ella. Nadie nos explicó la forma en qué se iluminaría nuestro rostro siempre que nos sintiésemos felices. Siempre que encontrásemos el amor. Vestido en cualquiera de sus formas, no se nos enseñó a descifrarlo, porque ya nacimos con capacidad para sentirlo.

Nadie nos enseñó a ser empáticos. A compartir el bocadillo en el recreo cuándo el de tu amigo había quedado enterrado en la arena. Nadie nos enseñó a llorar ni a reír, ni nos explicó cómo hacer correr la sensación de injusticia por las venas. Nunca nos dijeron cómo ni cuántos serían nuestros sentimientos.

 Porque no se puede enseñar a ser humano.

  Dentro de nosotros mismos hay muchas más cosas de las que jamás podremos aprender en toda un vida. Cosas que no te enseñaron y que sin embargo, seguirán siendo igual en cada hombre que te encuentres y que son en realidad, el único conocimiento necesario para poder disfrutar de ella.

No prives al mundo de la oportunidad de conocer tu existencia. Tu esencia. No permitas esconderte de la vida, ni siquiera cuando esta se disfrace de dolor o de culpa. No recortes el tiempo de ninguna sonrisa, o lágrima. No permitas ser arrastrado por la inercia del tiempo. No dejes de ser aquello que eres. Luchando contracorriente, contra-natura. Vive aplicando todo aquello que aprendiste, todo aquello que sin aprender es parte de ti.

Porque es inútil vivir tratando de olvidar, aquello que ni siquiera hemos aprendido.

Bajo la sombra

Fotografía: ECM

We are fragile. Fallen in physics. Fallen in life. Materialized our existence. After millions of years dead, we come into the world.

Destiny gave us a chance, living in a body which controls everything without our conscious help. We save so much energy it is clear that the purpose of our existence goes beyond ourselves.

However, every day we do just the opposite. Locking us in ourselves. Isolating ourselves of our own nature. In a world Designed by men. A place where everything is taught. What we have learned, is the first thing we try to forget.

Every day we forget that nobody taught us to laugh. We did not know how it should be the echo of our laughter. How beautiful we are seen smiling. And the heat that gesture can produce in us.

Every day we forget that we do not read anywhere how to be a reflection of our eyes to see him, when crossing her. No one explained how does our face brighten always make ourselves happy. Whenever we would find love. Dressed in all its forms, not taught us to decipher, because we were born with the ability to feel it.

Nobody taught us to be empathic. To share the sandwich in the sandwich pleasure when your friend had been buried in the sand. Nobody taught us to laugh or mourn, no one explained how to spread the feeling of injustice veins. We were never told how or how many would be our feelings.

Because it is not possible to teach a man to be a human.

Inside ourselves there are many more things that can ever learn in an entire lifetime. Things that were not taught and yet remain the same in every man you meet and you are the only knowledge necessary to enjoy it.

Not deprive to the world of the opportunity to meet your existence. Your essence. Do not let hide from life, even when it is disguised as pain or guilt. No cuts the time of smile nor tears. Do not allow to be dragged by the inertia of time. Be sure to be what you are. Struggling against the current, against nature. Lives applying everything you learned, applying everything that without learning is part of you.

Because we can not live trying to forget what we have not even learned.

                                                                                                                             ECM

Anuncios

Acerca de Elena Caride

Representante Residentes Grupo de Trabajo Diabetes Mellitus SemFYC
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las cosas que nunca aprendimos/The things we never learned

  1. Pilar dijo:

    Me encanta tanto pensamiento profundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s