Convertidos en velocidad

  Pasaban rozándose al límite del estímulo. A penas a unos centímetros de distancia y ni siquiera se veían. Entes solitarios construidos por el movimiento. Contenidos en el espacio de un tiempo que a cada segundo parece avanzar más rápido. Convertidos en velocidad, apenas tienen tiempo para pararse, para perderlo.

  Rodeados de todos, se sienten nadie. Vacíos en ese mismo mundo que parece tenerlo todo. Y todo en movimiento. Pero nadie se para. Entre todos ellos, ninguno se mira, ni ninguno se observa. Tan sólo avanzan, por la inercia de un camino repetido, por la fuerza de la masa.
Todos tan cerca, parecen semejar uno. El mismo. El mismo reflejo repetido que sus teléfonos convierten. El mismo que pasa si quiera sin mirar. Que no se detiene. Como si acaso su vida fuera a detenerse por ir más rápido. Como si acaso el tiempo no dejara de contar si todos viviésemos más rápido.

  Ese ansia, ese bucle de movimiento acelerado es lo que unos más, unos menos, al final hemos convertido en vida. La de vida de muchos que sin embargo, apenas se sienten alguien .

  Ese momento en el que convertimos todo en movimiento. En el instante en el que pudimos alcanzarlo todo sin hacerlo. Cuando pudimos hablar con mil personas a la vez, sin apenas decir nada. Justo en ese momento, nos perdimos a nosotros. Pasamos de ser sociales, a tener una red social. Pasamos de apreciar esa vida que se movía a nuestro alrededor, para ser sólo movimiento. Dejamos de pararnos a pensar. Porque otros ya lo hacían por nosotros. Así que caminamos. Y caminamos cada vez más rápido. Sin sentido, sin fin. Sólo en continuo movimiento. Como queriendo alcanzar el ritmo de la vida. Como queriendo huir de ella.

   No hicimos más que distanciarnos de nosotros mismos. Perdiéndonos en una burbuja sin salida de falsa realidad.

   Pero aún no es tarde. Aún hay esperanza.

  Cada vez que alguien te hable en el metro, en el autobús. Cada vez que alguien te sonría, porque sí, al cruzar la esquina. Cada vez que sientas cómo alguien te mira a los ojos y te hable sin palabras. Cada vez que el hombre sea hombre. En todos y cada uno de esos momentos, dejaremos por un segundo de ser movimiento. Dejaremos de ser tiempo. Y seremos. Simplemente seremos vida.

Gente_calle

Rubbing walked to limit of the stimulus. Barely a few centimeters away and even then they looked. Solitary bodies built by movement. In the space of a second each time seems to move faster. They are contained in the space of time which every second seems to move faster. They are converted into speed, barely have time to stop, for losing it.
They are surrounded by everyone, but they feel no one. Gaps in the same world that seems to have everything. And everything moving. But no one stops. Among them, none looks, or any of them stops to watch. Just move, by the inertia of a repeated way, by force of the mass.
All so close, seem to resemble one. The same. The same reflex repeated their phones become. The same walking without looking. That does not stop. As if perhaps his life would stop to go faster. As if anything over time have not quit if we lived all faster.
That desire, that loop of accelerated movement is what we have become life. The lives of many which however, just feel someone.

That moment you become everything moving. The moment in which we could reach everything without it. When we spoke a thousand people at a time, barely saying anything. Just then, we lost to us. We went from being social, having a social network. We we stop appreciate that life moving around us, to be a movement. We stop thinking. Because others did for us. So we walked. And walked faster and faster. Without meaning, without purpose. Only on the move. As if to keep pace with life. How wanting to escape it.
We did not do more to distance ourselves from ourselves. Getting lost in a bubble of false reality.
But it’s not too late. There is still hope.
Whenever someone speaks to you in the subway, on the bus. Whenever someone smiles at you, across the corner. Whenever you feel how someone looks you in the eyes and talk to you without words. Every time that man is man. In each and every one of those moments, we will be for a second movement. We’ll be time. And we will. Simply we will be living.

Anuncios

Acerca de Elena Caride

Representante Residentes Grupo de Trabajo Diabetes Mellitus SemFYC
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Escritos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Convertidos en velocidad

  1. Domino dijo:

    Somos vida y pensamiento.Excelente!!!!!!!

  2. Anonimo dijo:

    Que reflexiones tan profundas. Me encanta el artículo.

  3. Fran dijo:

    Muy muy buen artículo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s