El juego

Supimos que íbamos a perder, antes si quiera de iniciar la partida. Y aun así jugamos. Sabíamos que no ganaríamos y aun así jugamos. Por jugar. A un juego llamado vida. Cada sonrisa grabada. Todas y cada una de las lágrimas, siempre sirvieron para algo.

We knew we were going to lose, not even before the game starts. And even then we play. We knew we would not win and still play. Play. In a game called life. Every smile saved. Any and all tears, always served to something.

Supimos que había que reír. Que había que llorar. Aprendimos con el tiempo, que todos podíamos hacer algo por los demás. Nos pusimos a ello. Intentamos encontrar nuestro sitio en este mundo tan grande, y sin embargo hechos nosotros tan pequeños. Poco a poco atisbamos esa luz que nos susurraba a grandes voces que unidos somos más. Mejores.

We knew we had to laugh. That had to mourn. We learned over time that everyone could do something for others. We started it. We tried to find our place in this world so great, and yet made ​​us so small. Gradually we glimpse the light that we whispered loudly that we are more united. Best.

Elegimos caminos equivocados. Sentimos la culpa, el arrepentimiento. Nos dimos cuenta que quizás estábamos fracasando como sociedad. Así que limitamos nuestra condena existencial al individualismo. Nadie nos pidió nunca nada. Todos sabíamos cómo acabar la partida. Y sin embargo fueron pocos los que decidieron abandonar.

 We chose wrong paths. We feel guilt, regret. We realized that perhaps we were failing as a society. So we limit our condemnation existential individualism. No one ever asked us anything. We all knew how to end the game. And yet there were few who decided to leave.

Jugamos como nunca lo habíamos hecho antes. Nos dejamos la piel. Nos dejamos las fuerzas. Hicimos y deshicimos. Cada esfuerzo fue recompensado. Cada lección memorizada. Aprendimos las reglas del juego sin preguntar. Y al mismo tiempo cada turno de avance, cada decisión que tomar, era un inmenso interrogante. Cada paso que dábamos, no hacía más que acercarnos al final de la partida.

We played like we had never done before. We left the skin. We left the forces. We did and got rid. Every effort was rewarded. Each memorized lesson. Learned the game without asking. And while each shift forward, every decision we make, it was a huge question. Every step we took, it was only near the end of the game.

El tiempo fue corroyendo lo que por derecho, lo que por tiempo, le correspondía. Nuestro aliento, nuestra mente y al final… nuestro cuerpo. Nadie nunca lo culpó. Al contrario, uno a uno dimos gracias a cada segundo de magia que se nos brindó en esta absurda e irreal fantasía en la que vivimos.

Time was what rightfully corroding, which by time we corresponded. Our breath, our mind and our body at the end. Nobody ever blamed him. Instead, one by one we thanked every second of magic that gave us this absurd and surreal fantasy in which we live ..

 Cada uno jugó su propia partida a su manera. La sintió a su manera. Todos vivimos. Y sin embargo ninguno vivió igual que otro. Cada detalle. Cada pensamiento. El tesoro eterno que quedará para siempre en nosotros. Reservados todos los derechos de nuestra existencia, esta morirá también con nuestro cuerpo. Las sensaciones también se perderá.El dolor, el amor, la pena, la culpa, la ansiedad, la pasión… supieron mantenernos intrigados durante toda la partida.

 Each played his own game in their own way. He felt his way. All live. And yet he lived like any other. Each detail. Every thought. The timeless treasure that will remain forever in us. All rights of our existence, this will die with our body reserved. The sensations will also be lostThe pain, love, grief, guilt, anxiety, passion keep us intrigued learned throughout the game.

 Y tan sólo al final, cuando a penas sin fuerzas nos decidimos a terminar el juego, nos damos cuenta uno a uno de que aquí nadie pierde. De que en este juego “sólo” se gana una vida.

 And only at the end when hardly powerless we decided to finish the game, we realize one by one that nobody loses here. That in this game “only” earn a living.

DSCN4429 - copia

Fotografía: ECM

Dedicado a Lara e Irene. Que hoy más que nunca sienten lo que significa perder una ficha del tablero. Dedicated to Lara and Irene. They feel today more than ever what it means to lose a checker.

Anuncios

Acerca de Elena Caride

Representante Residentes Grupo de Trabajo Diabetes Mellitus SemFYC
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Escritos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s